Tener un vigilante de seguridad en tu empresa, residencia, edificio o cualquier infraestructura que quieras proteger es siempre una necesidad, muchos pensarán que es un privilegio que se pueden dar pocos, pero si te dijéramos que disminuyes las posibilidades de ser víctima de un delito, en hasta un 70%, pues seguro pensarías distinto.

Esta cifra que te acabamos de dar la puedes buscar en cualquier estudio que sale en Google, y es que si te pones a pensar es bastante evidente el porqué. Solo la apariencia de tener seguridad ya aleja a delincuentes amateurs que buscan cualquier cosa, y si tienes personal de vigilancia, haces que ellos tengan que trabajar más para poder salirse con lo suyo, y pues ellos no son muy trabajadores que se diga.

Cuando decides tener vigilancia, sea cual sea el motivo y sea cual sea la edificación que cuidarán se crean nuevas incógnitas ¿Contrato una empresa o busco personal por mi cuenta? ¿Si opto por lo último, qué tipo de personas quiero que vigilen mis bienes? ¿Me conviene que estén armados o no? ¿Quiero solo vigilancia o también quiero seguridad total?

Pues ya estas preguntas las podrás responder dependiendo de lo que necesitas y quieres, recuerda que mientras más capacidad buscas más costoso va a ser, pero siempre te saldrá más económico que perder lo que tanto quieres cuidar.

Contenidos

1. Vigilancia en tu residencia
1.1 Ventajas
1.2 Desventajas
2. Vigilancia para el edificio o la urbanización
3. Vigilancia para tu oficina, empresa, planta o compañía
4. Además de la vigilancia ¿Qué más necesito?
5. ¿Dónde poner las cámaras de seguridad?
5.1 Consejos Importantes

1. Vigilancia en tu residencia

Muchas veces ocurre que al fin te mudaste a la casa de tus sueños, estás feliz con tu nuevo hogar, pero la zona de la residencia, aunque es muy bonita y los vecinos son excelentes, no es muy buena cuando hablamos de seguridad.

Esto pasa y mucho, así que tienes que pensar en contratar vigilancia. Ahora, lo primero que te vamos a decir es que no puedes comparar los costos de vigilancia de una residencia con los de un edificio, así que no te veas en ese espejo, tú tendrás que pagar muchísimo menos.

Ahora, también puedes optar por contratar tú mismo el personal, veamos las ventajas y desventajas de esto:

1.1 Ventajas

No tendrás personal que no te gusta.

Podrás recortar gastos en comparación con una compañía de seguridad.

Puedes colocar los horarios a tu antojo.

Puedes arreglar un contrato personalizado con cada uno de los vigilantes.

Tú eres el jefe de los vigilantes, así que estarás a cargo de la seguridad de tu familia.

1.2 Desventajas

Tienes que saber elegir al personal, tu decisión podrá en riesgo o no, a tu familia y a tus bienes materiales.

Tendrás que hacer una gestión completa de contabilidad, recursos humanos y todo lo que hace una compañía para pagarle todo lo que le corresponde a los trabajadores para que todo sea legal.

Este se convertirá en un trabajo a parte, recuerda que tú eres el jefe.

2. Vigilancia para el edificio o la urbanización

Si te acabas de mudar a una nueva residencia en buena zona pero te das cuenta de que no hay vigilancia, tienes el derecho y el deber de señalar esa falla y buscar opciones para solventarla.

Ahora, buscar una vigilancia para un edificio o para urbanizaciones nunca es fácil, lo principal es que vas a lidiar con los vecinos, unos que no van y que no les importa, otros que quieren formar parte de todo pero no aportan nada, otros que lo critican todo, otros que aportan demás y claro, una gran cantidad de personalidades que quieren lo mejor para su familia con el menor costo posible.

Lo mejor que te podemos recomendar es que busques presupuestos, tengas en mente qué es lo que realmente necesita el edificio, la urbanización y le entregues eso a los jefes del condominio o lo plantees de la mejor manera en una reunión donde estén la gran mayoría para así poder debatir sobre lo que a ti te interesa y no sobre nimiedades.

Otro detalle es si quieren que los vigilantes estén armados. Este detalle es muy importante, ya que nunca se sabe con qué bandidos te vas a encontrar. Ahora, si queremos esto ya tenemos que hablar con agencias de seguridad.

Las agencias de seguridad duplican los costos y los riesgos, recuerda que llamará mucho más la atención una urbanización fuertemente custodiada, seguro quien pase por fuera y tenga malas mañas se preguntará ¿Qué habrá allá adentro que cuidan con tanto fervor? ¿Valdrá la pena intentar un asalto?

Ahora, también tienes que ver que esas personas que estarán armadas son profesionales de la seguridad, seguramente fueron policías o funcionarios de alguna fuerza pública, que ya en su retiro quieren hacer gala de lo que aprendieron y ganar un buen dinero con ello.

Por lo tanto, al contratar vigilantes de seguridad los veteranos no son los más recomendados y la mejore opción para tener como agentes de seguridad, tienen que ser personas que estén dispuestas, comprometidas y sobre todo atentos para llevarle tranquilidad, estabilidad y confianza de los residentes de dicho edificio, urbanización o calle.

3. Vigilancia para tu oficina, empresa, planta o compañía

Si tienes una planta, una serie de oficinas, un edificio de oficinas o una empresa, obligatoriamente debes pensar en seguridad y vigilancia. Aquí no solo resguardarás los bienes de tu persona jurídica, sino documentos confidenciales, planes futuros de expansión, tratos importantes, al personal y todo lo que has logrado con tanto esfuerzo.

Aquí debes tener tanto un cuerpo de vigilancia como un cuerpo de seguridad. Claramente las capacidades de tu bolsillo te dirán qué es lo que vas a tener, pero lo mejor es contratar un paquete completo donde sepas que puedes salir y entrar a la hora que quieras y estarás custodiado completamente.

Tampoco hay que ser tan dramáticos, quizás nunca sufras un robo ¿te va a pasar precisamente a ti? Esto es lo peor que puedes pensar, siempre está entre las posibilidades que nos pasen cosas malas, que venga un maleante y nos quiera poner la mano encima, para ello tenemos que estar preparados y siempre listos.

Es bueno, por ejemplo, tener una agencia de seguridad y una agencia de vigilancia que no tengan que ver entre sí. Esto evita los complots dentro de las mismas para hacerse con lo suyo. Recuerda “ten a tus amigos cerca y a tus enemigos más cerca”.

Todo esto tienes que complementarlo con alarmas, circuito cerrado, detectores de metales y todo lo que tenga que ver con sistemas de seguridad. Al investigar con nosotros ¿Cómo vigilar mi oficina? Te fascinará todo lo que puedes encontrar.

En la oficina tienes que entender que tienes empleados que son tan valiosos como todo lo demás, sin ellos la compañía no avanzaría todos los días y a ellos tienes que brindarle toda la seguridad posible, allí se maneja tu dinero y el dinero de todos ellos, ellos tienen el derecho de estar seguro y tú el deber de proporcionarle seguridad.

La ventaja de tener dos agencias, una de vigilancia y una de seguridad, es que ambas se complementan, mientras uno de los vigilantes revisa a la persona que pasa otro ve por los sistemas de seguridad de quién se trata, con quién están tratando y todo lo que podría hacer dentro de la empresa.

También es recomendable un cuerpo de escoltas, es decir un profesional de seguridad mejor conocidos como guardaespaldas, para los gerentes y claro que para ti. Lo más importante es estar seguros y mucho más si la empresa va “viento en popa”. Ahora, tampoco llamar la atención es una buena estrategia así que piensa bien lo que vas a decidir. Tener un grupo de escoltas para arriba y para abajo comienza por llamar la atención de algunos también, puede parecer asimismo para otros una molestia pero nunca estarás solo y tu familia se sentirá segura.

4. Además de la vigilancia ¿Qué más necesito?

Un cuerpo de vigilancia nunca es suficiente si te sientes desconfiado, de hecho nada lo será, pero partamos de mientras más, mejor. Un sistema biométrico por ejemplo para todo el que entre en las oficinas es algo que podría parecer irracional pero termina siendo extremadamente útil una vez lo pones en práctica.

El circuito cerrado, cámaras por todas partes es indispensable. Esto nunca pasará de moda y siempre será la mejor vigilancia que podrás contratar, además no tienes que pagar nada mensualmente, solo la instalación y el pago de la persona quien la monitoree. Más adelante te diremos dónde poner las cámaras.

Sensores de movimiento: estos pues no es que sean un lujo, pero sí, no son nada económicos. No obstante sus ventajas son sustanciales, si manejas mucho dinero, tienes documentos de confidencialidad capital que no solo te afectarán a ti, sino a gran parte de los que conoces y con los que has hecho negocios, en fin, tienes un millón de cosas que necesitan seguridad total, pues tenemos que recomendarte esto.

Sensores de frío y calor: Qué te podemos decir de esto que ya no hayas visto en las películas, sabes cómo funcionan, el problema es conseguir quien los instale. El problema está en que si quien lo vende no lo instala hay que buscar a un profesional.

5. ¿Dónde poner las cámaras de seguridad?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que todo el mundo, todo el que esté en tu oficina, trabajando o de visita, debe ser vigilado. Confiar es bueno, pero no confiar es mejor.

Lo siguiente a tener en cuenta es evitar los puntos ciegos, deja los menos posibles y los que simplemente no te generen ninguna incertidumbre. Siempre van a quedar puntos ciegos, nadie dispone de todas las cámaras para cubrir cada centímetro de una instalación, lo que sí es que haya lo menos posibles.

Ahora, dónde vamos a poner las cámaras, pues los lugares principales son todos las entradas y salidas que haya, no dejes ninguna por más que nunca la usen. No hay excusa alguna para dejar las puertas y ventanas sin vigilancia. Un inciso aquí. Lo mejor que puedes hacer con las ventanas es cerrarlas todas herméticamente, no permitas que alguna se pueda abrir, así tienes menos lugares que cubrir a la hora de vigilar.

Lo siguiente que tienes que vigilar son los pasillos, por allí todo el que está dentro de las instalaciones camina, por ello hay que grabar todo lo que pase por allí, en los pasillos es donde se detectan la gran cantidad de los robos, incluso más que las puertas y salidas.

Otro lugar que tiene que estar vigilado es el puesto de trabajo, todos los trabajadores tienen que estar en el rango de al menos un par de cámaras, una que lo tome frontal y otra que lo tome de forma lateral. Pensarás que es mucho, pero no es así, una sola cámara puede tomar hasta 12 trabajadores, incluso más, solo tienes que saber posicionarlas.

Por último y no menos importante, tienes que tener cámaras, al menos dos, donde guardas las cosas más importantes de la empresa, sea dinero, documentos, mercancía, lo que sea, allí debes minar el lugar de cámaras, sus salidas, entradas, ventanas así estén selladas, pasillos, esquinas y demás. Un inciso aquí: un lugar como estos nunca puede estar oscuro, siempre tiene que estar muy bien iluminado, la oscuridad es sinónimo de inseguridad y aquí estamos intentado evitar eso.

5.1 Consejos Importantes

Evita colocar las cámaras en la pared o en el suelo, si no es sumamente necesario y el objetivo está claro, lo mejor es colocarlo en el techo, en el borde entre pared y techo, pero que las cámaras estén bajas les hace perder capacidad de visión y allí estar perdiendo posibilidades de vigilancia. Cuidado con eso.

No coloques nada a menos de un metro de la cámara, seguramente estas no cuentan con lentes especializados, así que no tapes lo que quieres ver. Esto pasa mucho, sobre todo en las festividades, los globos, carteles y demás es un problema porque obstaculizan la visión de las cámaras, no cometas ese error, podría ser tu perdición.

Nunca apagues el circuito cerrado, esos son tus ojos cuando estás durmiendo, cuando no estás y serán los que te digan qué pasó, cuándo pasó y quién lo hizo.