miércoles, 17 de agosto de 2016

Uno de los vigilantes agredidos en la estación de Tarragona: "Le dijimos que se pusiera la camiseta y comenzó a pegarnos puñetazos"

La mujer que le acompañaba, que está embarazada de más de siete meses, también acabó detenida por agresión



Para esta mañana está citada en el Palau de Justícia de Tarragona la pareja detenida el pasado lunes por la tarde en la estación de Tarragona acusada de haber agredido a tres vigilantes de seguridad porque le habían dicho al hombre que se pusiera la camisa, tal como publicó ayer el Diari. Los dos arrestados, ambos marroquíes, son Nima Aoulad A. y Zakaryae E, de 20 y 22 años de edad, respectivamente. Están acusados de los delitos de atentado a agentes de la autoridad, agresión y lesiones. El hombre ya había sido arrestado cuatro veces –por robo con fuerza y requisitoria–.
Según ha relatado al Diari uno de los afectados, la pareja de vigilantes que suele hacer ronda en los trenes estaba en la estación esperando subirse a uno. Vio que en la puerta que da acceso al vestíbulo desde el andén 1 había un joven que no llevaba la camiseta puesta –la portaba en el hombro–: «Le dijimos que estaba prohibido ir sin camiseta. Comenzó a ponerse agresivo, a empujarnos y a lanzarnos puñetazos. Ante esta actitud ya llamamos a los Mossos y al otro vigilante, el que se encarga sólo de la estación», a la vez «que nos decía que nosotros no éramos nadie».
Entre los tres vigilantes intentaron sujetarlo, sin conseguirlo, «y él seguía lanzando puñetazos, principalmente a la cara». Y mientras querían reducirlo, su pareja –que está embarazada de más de siete meses– también se sumó y comenzó a agredir a los vigilantes.
Cuando al final ya lo habían reducido y estaban a punto de ponerle las esposas, «gente ajena al problema –entre dos y tres– se nos echó encima y comenzó a pegarnos en la espalda, momento en que el individuo se zafó de nosotros y siguió agrediéndonos, hasta la llegada de los Mossos d’Esquadra». La Policía Autonómica desplazó hasta cuatro patrullas –la Guàrdia Urbana envió dos–, que también tuvieron problemas para reducir al sospechoso.
Ambos arrestados fueron trasladados al Hospital Santa Tecla para su reconocimiento médico y posteriormente a la comisaría de los Mossos en Campclar. La mujer, debido a su estado, fue dejaba en libertad, mientras que su compañero salió de las dependencias durante la madrugada de ayer. Ambos están citados para hoy en los Juzgados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario